El pelo se vuelve blanco, la mente no se vuelve blanca

Ni blanco, ni azul
Poema del Maestro zen Hyo Bong

Cada día los seres humanos envejecen.
Cada día la montaña es azul.
Olvídate de los seres humanos y la montaña–
Entonces no hay ni blanco ni azul.

1. ¿Cómo te olvidas de los seres humanos y la montaña?
2. Ni blanco, ni azul ¿entonces qué?

Comentario: Cuando abres la boca, todo aparece y desaparece. Cuando cierras la boca, nada aparece ni desaparece. Pero si no tienes boca, te conviertes en Buda.