Ellos dicen

Ellos dicen que los seres humanos usan sólo el diez por ciento de sus cerebros. Ellos dicen que la grasa sin colesterol es mejor que la grasa saturada. Ellos dicen que diminutos garabatos en una roca prueban que una vez hubo vida en Marte. Ellos dicen que las calificaciones de nuestros hijos en los exámenes están bajando. Ellos dicen que Jesús fue un descendiente directo del rey David. Ellos dicen que puedes ganar 15.000 dólares a la semana durante tu tiempo libre. Ellos dicen que la marihuana lleva a la LSD y que la LSD puede conducirte al suicidio. Ellos dicen que el despacho de la oficina es un símbolo de poder. Ellos dicen que los ancianos cogerán la gripe este invierno. Ellos dicen que la homosexualidad es una peculiaridad aprendida medioambientalmente. Ellos dicen que hay un gen de la homosexualidad. Ellos dicen que la gente puede ser hipnotizada para hacer cualquier cosa. Ellos dicen que la gente bajo hipnosis no hará nada que no haría estando consciente. Ellos dicen que el Prozac alivia la depresión. Ellos dicen que los fondos de inversión son lo mejor a largo plazo. Ellos dicen que los ordenadores pueden predecir el tiempo meteorológico. Ellos dicen que no sabes qué gastos desgravan impuestos.

¿Quiénes, exactamente, son ellos y por qué ellos nos dicen tantas cosas? Y lo más sorprendente, ¿por qué nosotros los escuchamos?

En Coerción, Douglas Rushkoff nos muestra cómo somos dirigidos, tanto por medios manifiestos como subliminales, a comportarnos, participar y consumir. En las páginas de su libro nos desvela como los vendedores de coches basan sus estrategias en un manual de la CIA destinado a interrogar terroristas. Comprobaremos que los psicólogos más experimentados no trabajan en hospitales sino en agencias de publicidad y que los más destacados antropólogos no están haciendo su trabajo de campo en las ignotas junglas del Amazonas, sino en los pasillos de las grandes superficies. 

¿Os hemos «coercionado» a comprar este libro? ;-)