La evolución del cuerpo

«En el Samyutta Nikaya, el Buda dice: «Este cuerpo no es mío ni de nadie. Ha surgido debido a causas y condiciones pasadas». El Buda intuyó algún tipo de proceso evolutivo que crea nuestros cuerpos, y su punto esencial es que no son ni formados por nosotros ni de nuestra propiedad. Ahora tenemos evidencia de que nuestros cuerpos se derivan de las fuerzas y elementos que componen el universo entero, a través de una compleja cadena de eventos interdependientes. Internalizar este conocimiento puede ayudar a liberarnos de la poderosa sensación de pertenencia y apego que tenemos al cuerpo, que es causa de enorme sufrimiento, especialmente a medida que el cuerpo envejece y debemos enfrentar nuestro inevitable destino.

La siguientes reflexiones guiadas del Buda son una adaptación de los ejercicios clásicos de atención plena del cuerpo que se encuentran en el Mahasatipatthana Sutra. Aquí combinamos el aspecto de la experiencia de llevar la atención a las diversas partes del cuerpo, con una reflexión sencilla sobre el origen evolutivo de esas partes del cuerpo. Estos ejercicios pueden ayudar a revelar que este cuerpo no es nuestro, es el cuerpo de la evolución. El cuerpo en el que vivimos es un préstamo. Los ejercicios se hacen mejor en una posición sentada (sentado en una silla está bien), manteniendo la columna lo más recta posible. Es útil leer la serie de ejercicios completa, y luego volver al principio y centrarse en una sola reflexión a la vez. Después de leer una reflexión sobre una parte o función del cuerpo en particular, cierra los ojos y pon tu atención en esa zona del cuerpo y comienza el ejercicio. Estas reflexiones se pueden hacer en cualquier orden, o por separado, y puedes emplear el tiempo que desees en cualquiera de ellas.»

Wes Nisker es autor del libro Naturaleza de Buda.

Descárgate el artículo de Wes Nisker traducido al castellano.

Fuente: Tricycle