El libro tibetano de los muertos

El Libro Tibetano de los Muertos es uno de los  grandes clásicos de la literatura universal. La primera edición en Occidente del Libro Tibetano de los Muertos corrió a cargo de Walter Evans-Wentz en el año 1927. Aunque si somos más precisos la traducción la llevó a cabo el lama Kazi Dawa Samdup, quien ya trabajó como traductor de la legendaria exploradora Alexandra David-Neél, autora del mítico Una Parisina en Lasha y que fue la primera mujer occidental que entró en la ciudad sagrada de los Himalayas.

En realidad en el Tíbet no existe ningún libro titulado El Libro Tibetano de los Muertos, aunque el nombre que le puso Walter Evans-Wentz hizo fortuna. Hasta la fecha todas las ediciones occidentales de esta enigmática obra han seguido, en mayor o menor medida, la senda de Walter Evans-Wentz.

El libro original tuvo en su momento un prólogo de C. G. Jung que como siempre que hablaba de budismo y otras filosofías orientales, si se me permite la expresión, meaba fuera de tiesto. 

Muchos escritores occidentales se vieron influenciados por El Libro Tibetano de los Muertos, entre ellos el gran autor de ciencia-ficción Philip K. Dick, que lo tenía como libro de cabecera.

Otra curiosa derivada occidental de la obra fue la versión adaptada por Timothy Leary para describir el viaje psiquedélico. Como la edición de la Oxford University estaba plagada de erratas el Lama Govinda se prestó a corregirla, pero la Oxford University Press se negó a hacer nuevos fotolitos por su elevado coste. Curiosamente el Lama Govinda hizo un viaje psiquedélico dirigido por Timothy Leary en India y al parecer las pasó canutas. Llegando a afirmar que había vivido el bardo en toda su dimensión terrorífica.

En realidad lo cierto es que en el Tíbet existía un importante ciclo de textos que servían para acompañar al moribundo en su transito final. Esta recopilación completa es la que acaba de publicar la Liebre de Marzo, acompañada de magníficas ilustraciones en color. Por primera vez una versión definitiva de estos inquietantes y maravillosos textos con una interesantísima introducción de S.S. El Dalai Lama.

Esta nueva versión nos descubre también que la obra podría titularse El Libro Tibetano de la Inmortalidad, pues su primer capítulo nos describe de forma magistral la naturaleza verdadera búdica y la sabiduría no-conceptual que alcanza el buen practicante, que ya no tiene que pasar por los procesos que describe el libro, útiles para aquellos menos afortunados que no han podido «morir en vida», pues como decía un místico cristiano: «Aquel que muere antes de morir no muere cuando muere.»

Estamos por lo tanto ante una obra que describe el bardo o proceso entre la muerte y el renacimiento y a su vez, paradójicamente, frente un manual de liberación del samsara o ciclo de la vida y de la muerte.

La magia del texto es que está trenzado poéticamente por destacados Maestros de la tradición Nyingma que conocían muy a fondo todos los entresijos de la mente humana y el modo de liberarse del sufrimiento.

De ahí la grandeza de un libro tan antiguo y a la vez tan moderno que es como si hubiéramos encontrado un enchufe en las Cuevas de Altamira.

Actualmente grandes filósofos de Oxford o Cambridge está empezando a reconocer que ciertos textos budistas superan en mucho a Kant o Wittgenstein y afirman que las exploraciones y mapas de la mente humana descritos por los Maestros Budistas hacen que lleguemos a la conclusión de que la psicología occidental no ha salido todavía del jardín de infancia.

El Libro Tibetano de los Muertos por fin tiene la edición que se merecía un libro de esta importancia y calibre, que recordemos no solo es una de las grandes obras de la literatura universal sino que a su vez, para el lector que tenga el valor y la entereza suficiente para llegar hasta el final de su profundo mensaje, uno de los manuales más sofisticados para alcanzar la inmortalidad. Que más se puede pedir por unos pocos euros.

El Libro Tibetano de los Muertos está publicado en castellano por La Liebre de Marzo.

Puedes descargarte un fragmento o adquirir el libro aquí.