Más allá de la vida

Como dice Clint Eastwood, en esta generación MTV/Facebook nos faltan historias que nos permitan conocer a la gente con más detalle, en lugar de jugar con el denominador común del déficit de atención propia de nuestra época.

Ésta es una película para gente paciente, todavía capaz de sumergirse en un tempo reposado.

Aunque pueda haber opiniones encontradas sobre esta película, si logramos conectar con su lento flujo y mantenernos hasta su gran final, comprobaremos que es un testamento definitivo de muchos de los personajes de Clint Eastwood, desde «Harry el sucio» hasta Frankie Dunn de Million Dollar Baby o el Walt Kowalski de Gran Torino.

Nuestras propuestas editoriales para acompañar esta película serían Conocimiento extraordinario y Despedidas elegantes.

Fuente: You Tube