Querido Einstein, ¿rezan los científicos?

The Riverside Church

19 de Enero de 1936

Mi querido señor Einstein,

En nuestra clase de la escuela dominical ha surgido la pregunta: ¿rezan los científicos? Comenzó preguntándonos si podíamos creer en ambas, la ciencia y la religión. Estamos escribiendo a científicos y otros hombres importantes, para tratar de que nuestra pregunta sea contestada. 

Nos sentiremos muy honrados si usted responde a nuestra pregunta: ¿rezan los científicos? y, ¿por qué rezan?

Estamos en el sexto curso, en la clase de la señorita Ellis.

Atentamente,

Phyllis

------------------------------------------------------------

24 de Enero de 1936

Querida Phyllis,

Trataré de responder a tu pregunta tan simplemente como pueda. Aquí está mi respuesta:

Los científicos creen que todos los acontecimientos, incluyendo los asuntos de los seres humanos, se deben a las leyes de la naturaleza. Por lo tanto un científico no puede estar inclinado a creer que el curso de los acontecimientos puede ser influenciado por la oración, es decir, por un deseo manifestado sobrenaturalmente.

Sin embargo, debemos reconocer que nuestro conocimiento actual de estas fuerzas es imperfecto, por lo que en última instancia la creencia en la existencia en un espirítu final o definitivo depende de cierta clase de fe. Tal creencia está muy extendida a pesar de los logros actuales en la ciencia.

Pero también, todos los que están seriamente involucrados en la búsqueda de la ciencia se convencen de que algún espirítu se manifiesta en las leyes del universo, uno que es muy superior al del hombre. De esta manera la búsqueda de la ciencia conduce a un sentimiento religioso de un tipo especial, que seguramente es muy diferente de la religiosidad de alguien más ingenuo.

Con cordiales saludos,

Tuyo A. Einstein

«Hasta épocas muy recientes no existía ningún tipo de diálogo entre los científicos y los místicos. Los científicos consideraban el misticismo como una superstición, integrándolo en el seno de la religión, olvidando que los grandes místicos sufrieron en su momento las mismas persecuciones que los científicos. Sin embargo en la actualidad los nuevos desarrollos de la física y de la biología abren de nuevo este apasionante diálogo entre dos formas de búsqueda de la unidad.»

Del libro Diálogos con científicos y sabios de Renée Weber.

Conversaciones con David Bohm, Lama Anagarika Govinda, Rupert Sheldrake, S. S  el Dalai Lama, Padre Bede Griffiths, Ilya Prigogine, Stephen Hawking y Krishnamurti.

Descárgate un fragmento del libro aquí.

Fuente: Letters of Note