Reseña de Vango en la revista «El Templo de las Mil Puertas»

Vango huye. Huye de la policía francesa, que cree que ha matado a un sacerdote. Huye de unos misteriosos hombres, que le persiguen desde hace años aunque él no sabe por qué. Y huye de las personas que más le importan, porque es la forma más segura de evitar que les pase nada malo.

Pero Vango, a pesar de su gran agilidad e inteligencia, no es más que un chico, y la suya solo es una de las vidas que se ven afectadas por los acontecimientos de esta novela. También están en peligro el padre Zéfiro, que lleva años escondido en el monasterio invisible; Ethel, la multimillonaria chica inglesa que descubre con horror que Vango quiere ordenarse sacerdote, y Mademoiselle, la mujer que ha criado a Vango y tiene tanto que ocultar que nunca revela su nombre. Por no hablar del Doktor Eckener, propietario del Graf Zeppelin, que cada vez está más vigilado por la policía nazi.

(...)

Seguir leyendo la reseña en «El Templo de las mil Puertas».

Descárgate un fragmento del libro aquí.