The Daily Talk

Las tasas de alfabetización minúsculas y la pobreza imperantes pueden ser condiciones no especialmente favorables a la iniciativa empresarial de edición, pero no son obstáculo para The Daily Talk (La charla diaria) de Monrovia, un inteligente concepto de Alfred Sirleaf, que llega a miles de liberianos todos los días mediante la impresión de una sola copia cada vez. Esa copia está en una gran pizarra en el arcén de una de las carreteras más activas de la capital. Sirleaf inició el proyecto en el año 2000, en la cúspide de la guerra civil de Liberia, pero su resonancia cultural y su accesibilidad lo han mantenido mucho después de que la guerra haya terminado. Hasta el día de hoy, Sirleaf ejecuta este extraordinario one-man show como el editor, periodista, director de producción, diseñador, verificador de hechos y publicista de The Daily Talk. Para añadir una capa adicional de consideración y sofisticación, Sirleaf utiliza símbolos para indicar temas específicos a aquellos a los que les cuesta leer leer.

Fuente: Monocle