Un homenaje por María Parente y Roberto Carlos Mirás

Son muchas las autoras y autores que se hacen preguntas y en ocasiones dejan que la propia vida les dé respuestas. ¿Te elige la India a tí o es al revés? Pero quizás hayan sido Dominique Lapierre y Larry Collins con sus distintas publicaciones y con su Esta Noche la Libertad quienes abrieron un antes y un después y Pupul Jayakar íntima amiga de Indira Gandhi quien además de escribir varias obras ofrecía a los lectores su ya conocida biografía en torno al Sabio Jiddu Krishnamurti. Pero  ¿a donde queremos llegar? En la década de los años sesenta una Fuerza de la Naturaleza y quizás del Destino hacía que muchos jóvenes quisieran dejar sus países de origen y marcharse a Oriente o lo que ellos pensaban que era Oriente.

ORIENTE Y OCCIDENTE 

Ha sido Occidente la que se interesó por Oriente y se comenzaron a escribir libros contando no solo una sino mil experiencias hablando de personas iluminadas, de seres que trascendían el ego y de bellos palacios en donde se estudiaban los textos una y otra vez y lo más curioso esos estudiosos llevan esas mismas escrituras en su interior, las memorizaban. Se publicaban tratados en torno a Oriente y a las denominadas Filosofías Orientales  y se traducian obras tanto del francés como del inglés como el Gran Prodigio que Fue India de Arthur L. Bashan o pequeños trabajos en torno a la figura de Patanjali y Spinoza de los profesores Óscar Pujol y Atilano Domínguez. Pero dado el panorama cultural que tenemos actualmente parece que nos faltaba algo. Hay bibliotecas, grandes librerías e incluso podemos llevar esas obras a nuestras casas por un gran período de tiempo pero aún así existía un vacío. Desde los trabajos efectuados por Ernesto Ballesteros, Vicente Merlo o Fernando Mora en donde nos introducen en las Vidas y Obras de Sri Ramana Maharshi, Sri Aurobindo o Padmsambhava y el budismo tibetano aún no encontrábamos esa obra que nos  lleva a través de sus páginas a la vivencia y a la experiencia. A lo mejor tenía razón Juan de Dios de Mena cuando dijo aquello de Así tenía que Ser. A fuerza de estar en contacto con la divina Algazara de los pájaros aprendimos a quererlos. Se nos habla de Mumbai o de Kolkata pero no podemos olvidar que los seres humanos somos eternos peregrinos.

NUESTRO AUTOR

Nisargadatta Maharaj no fue un hombre instruido, conocía el marathi y su lengua nativa. Nació en Mumbai y al contar treinta y cuatro años conoció al que habría de ser su Maestro Sri Siddharameshawar Maharaj... Con el paso de los años su pequeña tienda de biddis (cigarrillos) y luego su vivienda situada en uno de los suburbios de Mumbai llegó a ser el centro de reunión de muchas personas. Hace ya un tiempo Fernando Pardo una de las voces de la Editorial Liebre de Marzo se sintió intrigado y tradujo las Enseñanzas definitivas de Sri Nisargadatha Maharaj. Conversaciones directas, contundentes y diamantinas sobre lo absoluto. Y como suele suceder nos puso tras la pista.

Antonio Plana es su nombre y tras muchos años hablando con unos y con otros y realizando múltiples tareas algo dentro de su Ser le decía que tenía que volar, dejar por un tiempo su tierra y coger un avión. Fue de nuevo en La Liebre de Marzo en donde pudo contar su experiencia y su conocimiento y desarrolló en sus páginas lo que es y había sido su peregrinar. Leemos los nombres de Sri Ramana Maharshi, de Nisargadatta Maharaj o de Maurice Fryman así como de David Godman o Ramakant Maharaj pero no estamos ante un libro o trabajo como el de Suketu Mehta Ciudad total. Bombay perdida y encontrada o como La Sabiduría de la No Dualidad. Una reflexión comparada entre Nisargadatta y Heidegger o el reciente libro publicado de Héctor Sevilla Espiritualidad Filosófica. El paradigma de la vacuidad en Nagarjuna, Samkara y Nishitani y el ya clásico Yo soy Eso o I Am That que nuestro autor ha leído varias veces. Al final es cuando Plana en su Viaje al mundo de Nisargadatta Maharaj recupera toda una tradición que pese al tiempo transcurrido y en pleno siglo XXI aún sigue vigente. 

UN LIBRO DE VIAJES

Nos encontramos con un libro en donde su autor hace de hilo conductor y cuenta su experiencia e  inquietudes tanto las que ha tenido en el mismo viaje como las que ha tenido al regresar a su hogar. Nos cuenta todo, desde que coge el avión hasta el final, desde como son los taxistas hasta el momento en que tiene que regresar. Ahora es importante la comunidad y no una comunidad monástica al estilo de Occidente sino esa comunidad en donde la experiencia y las enseñanzas siguen vigentes y desde distintas partes del Globo son muchas las personas que hacen que la misma no se pierda. Cualquiera de los temas que Plana aborda en su libro daría para uno solo. Y lo apetecible es que tras una segunda lectura del mismo nos introduce más en el Pensamiento y en la Sabiduría y en los encuentros y encontronazos que le suceden y es como si una Fuerza de la Naturaleza estuviera guiando al mismo a ese destino. No es cuestión de buscarle defectos al mismo sino de encontrarse con uno mismo a través de sus páginas. En las mismas su autor huye del Mercantilismo tan de moda en Occidente. Utiliza una palabra devaluada actualmente, Lógica. También en él mismo se suma el día de los obstáculos, al día de la enseñanza como algo natural, como algo que todos llevamos dentro pero por obvio no nos damos cuenta. Su trabajo nos hace retroceder en el tiempo e ir al río Godavari, a ese lugar… ¿Es algo mental?

Nombres poco conocidos o incluso olvidados como el de Maurice Frydman o de David Goodman mencionados ya en algún lugar nos sirven como es el caso para enseñarnos esas experiencias que Grandes Seres han vivido y ellos con suma paciencia saben transmitir a un Occidente que parece que sigue luchando entre esos términos tan de moda últimamente, la espiritualidad y el materialismo.

¿Y LA LINEA DE TRANSMISIÓN?

¿Donde se encuentra la línea de transmisión? ¿Que son los mantras?

Tras su lectura y varios meses nos enteramos gracias a Antonio de la muerte  de Ramakant Maharaj fallecido el pasado 31 de Agosto y volvemos de nuevo a acordarnos de las lecturas y de los dos libros mencionados. No se necesitan más palabras algo que en Occidente quizás nos sobran… Sólo recordar las palabras que en un articulo de reciente publicación escribía Plana: Su forma de enseñar ha sido llamada martillear, transmitiendo una y otra vez las mismas palabras e ideas al hilo de las preguntas que hacían los visitantes al ashram, del mismo modo que antes sucedió con Nisargadatta y Ranjit. Al principio crees que has entendido su mensaje solo porque lo has comprendido intelectualmente, después te das cuenta que en realidad no has entendido nada. Comencemos pues a leer libro tras libro y si es posible a viajar y en palabras del Maestro Eckhart Es preferible un solo Maestro de Vida, frente a mil maestros de la Palabra.

Viaje al mundo de Nisargadatta Maharaj

Antonio Plana

Enseñanzas definitivas

Conversaciones directas, contundentes y diamantinas sobre el Absoluto

Sri Nisargadatta Maharaj