Viaje a Isla Tortuga XVI

Chapuzas cósmicas a domicilio

Otra nueva crónica desde Isla Tortuga, por Fernando Pardo. Publicada en la Revista Cáñamo número 144. Como siempre, agradecemos a la redacción de Cáñamo el poder publicar estas crónicas en nuestro blog.

Los propagandistas de la teoría del diseño inteligente, que pretenden ser considerados una alternativa seria a la teoría de la evolución, suelen basarse en que la naturaleza muestra signos de haber sido diseñada de forma óptima e inteligente. Para sus adeptos es imposible que, por ejemplo, el cuerpo humano y la mente sean un producto del azar y la necesidad (en frase afortunada del Premio Nóbel francés Jaques Monod); alegan que algo tan sofisticado como el cuerpo humano no puede ser fruto del azar.

Existe un viejo chiste en el que un arquitecto católico le dice a un colega ateo. “No me negarás que Dios es el Gran Arquitecto, nadie sino El podría haber hecho algo tan sofisticado y bello como el cuerpo humano”. A lo que el otro le contesta: “Que quieres que te diga. No creo que ni un mal aparejador hubiera puesto el water tan pegado a la sala de fiestas”.

Precisamente François Jacob, que compartió el Premio Nóbel con Monod, decía que Dios era un chapucero. Pero cuando hablaba de chapuza no lo hacía en un sentido totalmente negativo, sino en el de alguien que aprovecha cualquier material que tiene a mano.

Seguir leyendo...

Anteriores:

Viaje a isla tortuga (I)

El cerebro expansivo: Neurociencias, mística y enteógenos (II)

Reflejos del alma. El revolucionario descubrimiento de las neuronas espejo (III)

Psicología evolucionista: la ciencia del culebrón (IV)

Canadá Trip. El nacimiento de la psiquedelia (V)

El té lisergico de las cinco: LSD (VI)

El té lisergico de las cinco (II): La política del éxtasis (VII)

Neuroteología: neuronas divinas o estafa cósmica (VIII)

Neuroteología (II) ¿Verdad incómoda o mentira cómoda? (IX)

El Buda cuántico (X)

Genes 0.1 (XI)

Genes 0.2 (XII)

El espejismo de la psiquiatría (XIII)

Woodstock ¿final de trayecto? (1) (XIV)

Woodstock ¿final de trayecto? (2) (XV)