Vivita y coleando

Nos ha sorprendido descubrir en la presente edición del Sundance Festival que la contracultura sigue viva (y coleando).

Se estrenan dos películas con claras referencias a los Grateful Dead, de los que somos muy muy fans...

En «The music never stopped», la música trae la realidad de nuevo a la vida de un hombre cuya memoria fue robada  por un tumor cerebral. La película, dirigida por Jim Kohlberg, se basa en el estudio del caso del neurólogo Oliver Sacks,  «El último hippie».

 
Información vía nuestro amigo Oscar desde Terrapin.

Fuente: Terrapin